Error: Embedded data could not be displayed.
 

Señal, Bendición y Galardón - Parte 2
Deseables son más que el oro, y dulces más que la miel que destila del panal. Tu siervo es además amonestado con ellos; en guardarlos hay grande galardón” (Salmo 19:7–11). “Ni penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para

cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido” (Mateo 5:17,18). Caigamos en cuenta que, en concordancia con este pensamiento, el Señor Jesucristo, poco antes de partir, oró así: “Padre, he manifestado tu nombre a los hombres que... SIGUE LEYENDO AQUÍ...