El Inicio Del Fin Por el Pastor, Justo Román Acero R.

Octubre 10 del 2017

 

Creemos que los tiempos finales comenzaron con el restablecimiento de Israel como nación, en la tierra prometida por Dios a Abraham, es decir, en Canaán o Palestina; y que este evento marcó el inicio del conteo final de Dios hacia el establecimiento definitivo de su reino en la tierra.

 

Sustento sagrado:

 

Daniel 12: 4, 6b, 7b: “¿Cuándo será el fin de estas maravillas? Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará. Cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas”. La terminación de la dispersión de Israel a partir de 1948, el viajar por el mundo entero gran con facilidad, y el aumento de la ciencia de manera descomunal, muestran que ciertamente estamos en los tiempos finales del profeta Daniel.

 

Mateo 24: 32: “De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca”. La guía, según el maestro divino, es la higuera. La higuera y la vid, son las dos plantas emblemáticas de la región occidental de Asia, y muy especialmente de la obra espiritual de Dios en los últimos tiempos.

 

Miqueas 4: 1, 4: “Acontecerá en los postreros tiempos que el monte de la casa de Jehová será establecido por cabecera de los montes, y más alto que los collados, y correrán a él los pueblos. Y se sentará cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y no habrá quien los amedrente…”. Joel 1: 7: “Asoló mi vid, y descortezó mi higuera; del todo la desnudó y derribó; sus ramas quedaron blancas”.

 

¿De qué parábola, higuera y verano están hablando el Señor y los profetas en Mateo 24 y en Miqueas, Joel y otros? Veamos: Vid = Iglesia (Juan 15); Higuera = La planta de Israel por excelencia. Esta es la profecía de Jesús y los profetas acerca de los tiempos finales.

Jesús maldice la higuera (Israel), y la seca. Mateo 21: 18, 19: “Por la mañana, volviendo a la ciudad, tuvo hambre. Y viendo una higuera cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera”.

 

Evidentemente Israel, que no tenía fruto cuando el Señor buscó en ella, no volvería a dar fruto para el mundo, porque este le correspondería a la vid, es decir a la iglesia, hasta los tiempos finales, cuando la higuera (Israel) volvería a reverdecer.

 

Así que en Mateo 21 Jesús maldice la higuera, y en Mateo 24: 32, dice que cuando vuelva a renacer y broten las hojas (vuelva a ser nación), debemos saber que el verano (la tribulación con fuego) está cerca. Esta afirmación la aclara aún más el apóstol Pedro: “Pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos. Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.” (2 Pedro 3: 7, 10, 12).

 

Inmediatamente después de trazar esta guía inequívoca que es Israel, acerca de los tiempos finales, Jesús añade: “De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca” (Mateo 24: 34). La generación que vea a Israel convertirse nuevamente en nación, verá también el advenimiento del desarrollo de la ciencia, el engaño generalizado y la agresión de la naturaleza (terremotos y demás). Esa generación verá el fin, dice el Señor.

 

 

Pastor, Justo Román Acero R.

Comparte Esta Meditación

Copyright  © 2018

+057 (2) 556 3265

Cra. 26 # 3-53 San Fernando, Cali-Colombia

El Inicio Del Fin Por el Pastor, Justo Román Acero R.
El Inicio Del Fin Por el Pastor, Justo Román Acero R.