La oración en la iglesia - Parte 2 Por el Pastor, Justo Román Acero R.

Noviembre 27 del 2018

 

“Pero hágase todo decentemente y con orden”

(1 Corintios 14: 40).

 

Ciertamente, la oración, siendo la máxima disciplina espiritual de la iglesia, amerita todo un programa ordenado, que propenda por la total inclusión y por la real efectividad de su ejercicio.

 

En este sentido, no tengo la menor duda que las “Cadenas de Oración”, son el mejor mecanismo para que la iglesia sea involucrada en su gran mayoría, y para que las múltiples necesidades que bullen en su seno, queden todas incluidas delante del Señor.

 

¿Qué es una “Cadena de Oración?

 

R/ Es el mecanismo por el cual un grupo de personas creyentes, se unen sistemáticamente en torno a un tipo de necesidades específicas, para que, en oración, sean presentadas delante de Dios, como él lo requiere.

 

Así, podrían organizarse cuatro tipos de cadenas de oración en la Iglesia: Cadena de oración “Permanente”; Cadena de oración “Urgente”; Cadena de oración “Emergente”; y, Cadena de oración “Eventual”.

 

 

2. CADENA DE ORACIÓN “URGENTE”

 

En esta cadena se busca hacer oración por las necesidades específicas y personales de todos y cada uno de los hermanos de la Iglesia.

 

“Por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos, no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones” (Efesios 1:15,16).

 

“Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios; fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad” (Col.1: 9–11).

 

“Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job” (Job 42:10).

 

Para cumplir con este importantísimo propósito:

 

2.1. Se debe diseñar una forma de “Solicitud de Oración” escrita, en la cual el solicitante registre su nombre, la fecha de la solicitud y la descripción clara y precisa de la petición.

 

2.2. Estas “formas”, deben estar disponibles en algún lugar específico de la sede de la Iglesia, para que los hermanos las llenen espontáneamente y las depositen en algún recipiente determinado.

 

2.3. El coordinador de oración, debe organizar, cada inicio de semana, estas solicitudes por tipo de petición. Así, las de salud, las de empleo, las de finanzas, las de conversión, etc. registrándolas en una “lista de peticiones urgentes” de la Iglesia, y repartiéndola a toda la iglesia para su intercesión durante toda la semana en sus respectivas casas, de acuerdo a su propia disponibilidad de tiempo. Por ejemplo: Salud: Jorge Ramírez (hígado graso); Pedro Alcántara (sistema neurológico); Lucila Simonz (artritis). Empleo: Clemencia Arguello, Enrique Bello; etc.

 

2.4. El coordinador de oración deberá también organizar períodos de oración conjunta, en las instalaciones en donde funciona la Iglesia, para interceder de manera ordenada por las necesidades allí registradas. Así, puede invitar a la Iglesia a orar por las mañanas durante una hora, por ejemplo; o establecer un período diario de intercesión al medio día, o al cabo del día.

 

2.5. El coordinador signará a los asistentes, determinado tipo y cantidad de peticiones, y luego las recogerá nuevamente, para volver a interceder todas las veces que sea necesario, hasta que la situación sea resuelta. Esto implica que el coordinador debe mantener comunicación con los solicitantes para enterarse de la obra de Dios en cada caso.

 

2.6. El coordinador deberá llevar un cuaderno de “Registro de Testimonios” de las respuestas del Señor a estas peticiones, para compartir con la Iglesia, de tal manera que le sirvan de desafío e inspiración.

 

Pastor, Justo Román Acero R.

Comparte Esta Meditación

Copyright  © 2018

+057 (2) 556 3265

Cra. 26 # 3-53 San Fernando, Cali-Colombia

La oración en la iglesia - Parte 2 Por el Pastor, Justo Román Acero R.
La oración en la iglesia - Parte 2 Por el Pastor, Justo Román Acero R.