La oración en la iglesia - Parte 3 Por el Pastor, Justo Román Acero R.

Diciembre 3 del 2018

 

“Pero hágase todo decentemente y con orden” (1 Corintios 14: 40).

 

Ciertamente, la oración, siendo la máxima disciplina espiritual de la iglesia, amerita todo un programa ordenado, que propenda por la total inclusión y por la real efectividad de su ejercicio.

 

En este sentido, no tengo la menor duda que las “Cadenas de Oración”, son el mejor mecanismo para que la iglesia sea involucrada en su gran mayoría, y para que las múltiples necesidades que bullen en su seno, queden todas incluidas delante del Señor.

 

¿Qué es una “Cadena de Oración?

 

R/ Es el mecanismo por el cual un grupo de personas creyentes, se unen sistemáticamente en torno a un tipo de necesidades específicas, para que, en oración, sean presentadas delante de Dios, como él lo requiere.

 

Así, podrían organizarse cuatro tipos de cadenas de oración en la Iglesia: Cadena de oración “Permanente”; Cadena de oración “Urgente”; Cadena de oración “Emergente”; y, Cadena de oración “Eventual”.

 

 

3. CADENA DE ORACIÓN “EMERGENTE”

 

La cadena de oración de emergencia es utilizada para atender aquellas necesidades que surgen de manera inesperada y que requieren soluciones inmediatas e inaplazables en los hermanos de la Iglesia. Así, por ejemplo, son necesidades de emergencia: Un accidente, una cirugía, un cierre de negocio impostergable, un robo o atraco. Obviamente son necesidades y llamadas muy ocasionales.

 

Un testimonio: En la Iglesia “La Gran Comisión de Jesucristo” de Cali, hubo un caso de secuestro de un joven que era hijo de un miembro de la Iglesia, por parte de la guerrilla de Colombia, y en cuanto se oró en esta cadena, fue liberado de manera inexplicable en el mismo día del suceso. Inclusive, a los demás secuestrados no los liberaron; solo a él.

 

3.1. Se invita a la Iglesia a ser parte de esta cadena, inscribiendo a aquellos hermanos que se dispongan a recibir una llamada telefónica inesperada, a cualquier hora del día, y en los siete días de la semana, para orar, en cuanto se reciba la información, durante 10 minutos por lo menos.

 

3.2. El coordinador de oración de la Iglesia organiza la cadena elaborando una lista con un orden de nombres con sus respectivos teléfonos. El primer nombre que aparece en la lista es el del coordinador. Es decir, toda la membresía de la Iglesia tiene el teléfono del coordinador o el de la Iglesia misma, a la mano; y en cuanto haya una necesidad de emergencia, el hermano llamará a uno de los dos teléfonos inmediatamente, y el receptor llamará al segundo teléfono de la “cadena de emergencia”, y este, llamará inmediatamente al tercer teléfono, y se dedicará a interceder por la necesidad recibida por lo menos por diez minutos; y así sucesivamente.

 

3.3. Cada uno de los receptores de una llamada de emergencia, deberá llevar un cuaderno de registro, anotando la fecha, la hora, el nombre del solicitante, y la petición específica; Recordando que: 1. Recibirá la llamada con mucho cuidado y atención, 2. Registrará la llamada en el cuaderno personal de recepción de llamadas de emergencia, 3. Llamará inmediatamente al siguiente teléfono de la cadena, que se le asignó, y, 4. Se apartará o donde esté, se dedicará a orar con clamor por la necesidad recibida, por lo menos por diez minutos.

 

3.4. El coordinador de oración, mantendrá permanente comunicación con los miembros de la cadena de oración de emergencia, coordinando información sobre las necesidades recibidas, orando por ellos mismos, y motivando a mantener el espíritu de intercesión entre sus componentes.

 

3.5. El coordinador llevará, a su vez, un registro de testimonios y oraciones contestadas a las oraciones de la cadena de emergencia, las cuales compartirá, hasta donde sea posible, y si los beneficiados lo permiten, con la Iglesia.

 

3.6. No sobra enfatizar el sentido de confidencialidad que los integrantes de la cadena de emergencia deben mantener.

 

Pastor, Justo Román Acero R.

Comparte Esta Meditación

Copyright  © 2018

+057 (2) 556 3265

Cra. 26 # 3-53 San Fernando, Cali-Colombia

La oración en la iglesia - Parte 3 Por el Pastor, Justo Román Acero R.
La oración en la iglesia - Parte 3 Por el Pastor, Justo Román Acero R.