Tipos de oración Por el Pastor, Justo Román Acero R.

Octubre 16 del 2018

 

De acuerdo a sus propósitos, y a la luz de las sagradas escrituras, encontramos cuatro tipos de oración: Oración de limpieza o confesión; Oración de adoración; Oración de petición o súplica; y Oración de gratitud o de acción de gracias.

 

Para recordarlas con facilidad, memoricemos la sigla CAPA. Confesión, Adoración, Petición,

Acción de gracias.

 

“Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica …” (Efesios 6:18).

 

1. CONFESIÓN:

“El que encubre sus pecados no prosperará, pero el que los confiesa y se aparta, alcanzará misericordia” (Prv. 28:13). “¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento? Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios” (Rom. 2:4,5).

 

Conclusión: Todos los días estamos inmersos, de alguna manera, en el equívoco

(Mateo 19:16,17); por lo tanto, para mantenernos limpios, porque sin santidad nadie verá a Dios (Hebreos 12:14), debemos arrepentirnos cada día, confesándonos ante el Señor, y apartándonos del pecado (Salmo 51:1–5). Todo este ejercicio espiritual implica orar delante de Dios con la actitud correcta, las palabras correctas, y la decisión correcta (Joel 2:12,13; 1Juan 2:1,2a).

 

Veamos un ejemplo bíblico de confesión general: “Dios mío, confuso y avergonzado estoy para levantar, oh Dios mío, mi rostro a ti, porque nuestras iniquidades se han multiplicado sobre nuestra cabeza, y nuestros delitos han crecido hasta el cielo. Desde siempre hemos vivido en gran pecado; y por nuestras iniquidades hemos sido entregados en manos de nuestros enemigos, y la vergüenza cubre nuestro rostro” (Esdras 9:6,7).

 

Ahora, un ejemplo bíblico de confesión específica: “Verdaderamente yo he pecado contra Jehová el Dios de Israel, y he hecho así: Vi entre los despojos un manto babilónico muy bueno, y doscientos siclos de plata, y un lingote de oro de peso de cincuenta ciclos, lo cual codicié y tomé; y he aquí que está escondido bajo tierra en medio de la tienda, y el dinero debajo de ello” (Josué 7:20,21).

 

2. ADORACIÓN:

Veamos un ejemplo bíblico de oración de Adoración: “El rey David bendijo a Jehová, y dijo: Bendito seas tú, oh Jehová, Dios de Israel nuestro Padre, desde el siglo y hasta el siglo. Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos. Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tu dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos. Ahora pues, Dios nuestro, nosotros alabamos y loamos tu glorioso nombre” (1 Crónicas 29: 10–13).

 

Esta oración es una buena guía para aprender a adorar en medio de nuestra diaria oración. Porque es una oración cargada de reconocimientos de la pequeñez humana, y de exuberante exaltación de la grandeza divina, que son los dos elementos esenciales que contiene la perfecta adoración.

 

Un verdadero manual de oraciones de Adoración, son los salmos 144 al 150, en donde se describe en oración toda la grandeza y bondad de Jehová, el Dios único y verdadero. Es bueno memorizar algunos de sus versículos e incorporarlos a nuestra diaria oración.

 

3. PETICIÓN:

“Pedid, y se os dará, buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá; Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra?¿O si le pide pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿Cuánto más vuestro Padre celestial dará buenas cosas a los que le pidan?”

(Mateo 7:7–11).

 

Debemos tener en cuenta que las peticiones por una persona diferente a uno mismo, se llama “Intercesión”; y la intercesión es una práctica que le agrada mucho a Dios; tanto, que le permite al intercesor, ser oído y respondido ante sus propias oraciones personales de difícil respuesta. “Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos, y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job” (Job 42:10).

 

4. ACCION DE GRACIAS:

“Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5: 18).

 

“Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid su nombre, porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, y su verdad por todas las generaciones” (Salmo 100:4,5).

 

“Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido” (Romanos 1:21).

 

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” (Filipenses 4:6,7).

 

 

Pastor, Justo Román Acero R.

Comparte Esta Meditación

Copyright  © 2018

+057 (2) 556 3265

Cra. 26 # 3-53 San Fernando, Cali-Colombia

Tipos de oración Por el Pastor, Justo Román Acero R.
Tipos de oración Por el Pastor, Justo Román Acero R.