Paul Gascoigne Por el Coordinador Juvenil, Didier Giraldo

Mayo 22 del 2018

 

Paul Gascoigne nació en Inglaterra como el segundo de cuatro hermanos, en el seno de una familia trabajadora de clase baja. Comenzó a jugar al fútbol con cuatro años en la calle y más tarde pasó por varios equipos escolares.

Sin embargo, fue el Newcastle United quien finalmente fichó al jugador con un contrato juvenil en 1980, con tan sólo 13 años.

 

Al pasar de los años su situación personal empeoró tras su retirada, ya que el jugador ha tenido multitud de problemas con el alcohol y la cocaína.

En el 2008 fue detenido y recluido contra su voluntad conforme a la ley de salud mental de Inglaterra, y pasó bajo tratamiento médico. En septiembre del mismo año fue ingresado en un hospital de Portugal por una sobredosis de alcohol y drogas.

 

Y un par de décadas después todo es diferente, el inglés que supo destacarse en el Mundial de Italia 1990 es otra persona o, por lo menos, así se muestra:

A fines del año pasado abrió sus cuentas oficiales en las redes y evidenció una clara mejoría. Se lo ve lúcido, sonriente y rodeado por su familia.

 

Gascoigne dejó el alcohol, después de los serios problemas, y ahora se muestra feliz. La gente lo agradece: y ya sumó 274 mil seguidores en Twitter apenas en un mes.

 

La Palabra de Dios dice en 2 Co 5:17: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”

 

Para entender la nueva criatura, primero debemos entender que en realidad es una creación, algo creado por Dios. Juan 1:13 nos dice que este nuevo nacimiento se produjo por la voluntad de Dios. No hemos heredado la naturaleza nueva, no decidimos re-crearnos a nosotros mismos una vez más, ni tampoco Dios limpió nuestra vieja naturaleza; él creó algo totalmente fresco y único.

 

En segundo lugar, "las cosas viejas pasaron". Lo "viejo" se refiere a todo lo que es parte de nuestra vieja naturaleza, el orgullo natural, el amor al pecado, la confianza en las obras, y nuestras opiniones, hábitos y pasiones pasadas. Más importante aún, lo que amábamos ha muerto, especialmente el máximo amor a uno mismo y con ellos la jactancia, la auto-promoción y la auto-justificación.

Las cosas viejas murieron, se clavaron en la cruz con nuestra naturaleza pecaminosa.

 

El alma del recién nacido se deleita en las cosas de Dios y aborrece las cosas del mundo y de la carne. Nuestros propósitos, sentimientos, deseos e ideas son frescos y diferentes. Vemos el mundo de manera diferente. La biblia parece ser un nuevo libro, y aunque la hayamos leído antes, hay una belleza en ella que nunca vimos antes, y que nos maravillamos de no haber percibido.

 

Hay nuevos sentimientos hacia todas las personas, una nueva clase de amor hacia la familia y amigos, una nueva compasión que nunca antes se sintió por los enemigos, y un nuevo amor por la humanidad.

El pecado al que una vez nos aferramos, ahora deseamos que se aleje para siempre. Nos "despojamos del viejo hombre con sus hechos", y nos vestimos del "nuevo hombre, creado según Dios.

 

Hermanos, bienvenido la nueva criatura.

 

Coordinador Juvenil, Didier Giraldo.

Comparte Esta Meditación

Copyright  © 2017

+057 (2) 556 3265

Cra. 26 # 3-53 San Fernando, Cali-Colombia

Paul Gascoigne Por el Coordinador Juvenil, Didier Giraldo
Paul Gascoigne Por el Coordinador Juvenil, Didier Giraldo