Santander de Quilichao Por el Coordinador Juvenil, Didier Giraldo

Agosto 6 del 2018

 

Desde el mes de enero de este año nuestro Pastor Román decidió enviarme a un municipio fundado por un militar y conquistador español llamado Sebastián de Belalcázar en el año 1.755 que se encuentra a 45 Km de Cali y está ubicado en el norte del departamento del cauca, su nombre “Quilichao” significa “Tierra de Oro”.

 

Cada martes en las tardes emprendo el viaje para reunirme con un grupo de hermanos en un barrio llamado “El Rosario”, un nombre muy apropiado para un grupo de creyentes cristianos, así que imagínense el resto, atender señoras marianas, otras que practican la profecía (léase adivinación), otros que son de los caballeros del zodiaco, y a eso súmale los que son incrédulos.

 

Cada martes que nos reunimos en la casa de Rosita, leemos la Palabra de Dios, la meditamos, la comentamos y oramos por nuestras necesidades, los unos por los otros.

 

La verdadera oración no es un mero ejercicio mental ni una declamación.

Es mucho más profundo que eso. Es una transacción espiritual con el Creador del cielo y de la tierra…….. Nuestro espíritu mantiene comunión con él, le presenta sus peticiones, y recibe de él respuestas de paz.

 

Nadie ha alentado más la oración que Jesús. Los seguidores de Cristo recibieron tanto el aliento como la enseñanza para orar.

Veían constantemente el ejemplo que Él daba en la oración, y notaron la relación directa entre el ministerio excepcional de Jesús y su devota vida de oración.

 

Jesús consideraba que la oración era más importante que la comida, porque la Biblia dice que horas antes del desayuno:

“muy de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, Jesús se levantó, salió de la casa y se fue a un lugar solitario, donde se puso a orar”

Marcos 1:35

 

Para el Hijo de Dios, la oración era más importante que reunir grandes multitudes.

La Biblia dice:

“Sin embargo, la fama de Jesús se extendía cada vez más, de modo que acudían a él multitudes para oírlo y para que los sanara de sus enfermedades. Él, por su parte, solía retirarse a lugares solitarios para orar”

Lucas 5:15-16

 

Las preciosas horas de comunión con su Padre celestial significaban mucho más para nuestro Salvador que el sueño, porque la Biblia dice:

“Por aquel tiempo se fue Jesús a la montaña a orar, y pasó toda la noche en oración a Dios”

Lucas 6:12

 

Así mis hermanos que continuaremos perseverando cada martes en la Oración, que sin lugar a dudas es un mandato de nuestro Señor Jesucristo, Amén.

 

Coordinador Juvenil, Didier Giraldo.

Copyright  © 2017

+057 (2) 556 3265

Cra. 26 # 3-53 San Fernando, Cali-Colombia

Santander de Quilichao Por el Coordinador Juvenil, Didier Giraldo
Santander de Quilichao Por el Coordinador Juvenil, Didier Giraldo