¿Cuál es la Naturaleza del Hombre?
Febrero 16, 2012
.....................................................................................................................................................................................................................
 
Creemos que el hombre fue creado originalmente por Dios, a su imagen y semejanza, para:
1. Relacionarse directamente con El.
2. Señorear sobre la tierra.
3. Crecer y multiplicarse.
Creemos que para cumplir con estos propósitos, Dios creó al hombre con espíritu, alma, y cuerpo, respectivamente; y su alma con intelecto, sentimientos y voluntad.

Sustento sagrado:

Génesis 1: 26, 28: “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”.

El hombre es básicamente carne para relacionarse consigo mismo, y espíritu para relacionarse con Dios; pero también, con un alma para relacionarse con su prójimo. Génesis 2: 7 dice: “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”.

Había una relación directa y personal de Dios con el hombre. “Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que comáis de él, ciertamente
morirás” (Génesis 2: 15 - 17). “Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día …. Mas Jehová Dios llamó al hombre y le dijo….” (Génesis 3: 8, 9).

El espíritu del hombre es de origen divino. Proverbios 20: 27: “Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre, la cual escudriña lo más profundo del corazón”. Salmo 143: 4: “Mi espíritu se angustió dentro de mí; está desolado mi corazón”. Eclesiastés 12: 7: “El polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio”.

El espíritu del hombre es diferente del Espíritu Santo. 1 Corintios 2: 11: “Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios”.

El hombre es tripartito: “Y el mismo Dios os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo” (1 Tesalonicenses 5: 23). Así que con el espíritu, el hombre tiene “conciencia” y puede creer en lo espiritual sin ver; con el alma (intelecto, sentimientos y voluntad) el
hombre tiene conocimiento y se relaciona con el prójimo; y con base en la experiencia de su cuerpo, el hombre se relaciona con la tierra y consigo mismo.

Pastor, Justo Román Acero
.....................................................................................................................................................................................................................
Participa y deja tus comentarios: